Cuando consultamos los medios de comunicación nos encontramos con problemas relacionados con la contaminación del aire en nuestras ciudades. Los niveles altos de dióxido de carbono hacen que las temperaturas permanezcan por encima de la media todos los días y, por tanto, generan lo que conocemos como ‘Islas de calor’. Unos gases que se producen, mayoritariamente, por el uso del vehículo privado y de las factorías aledañas a las urbes.

Por este motivo, las administraciones locales toman medidas que suelen ser impopulares, como la restricción o prohibición de la circulación de vehículos cuando los niveles de ciertas partículas están por encima de los márgenes permitidos. Una situación que hemos podido ver recientemente en Madrid y que no ha sido aceptada por una parte de la población.

Por ello, vamos a hablar de los problemas consecuentes de la contaminación atmosférica. A priori, es importante tener en cuenta que la concentración de partículas crea diferentes situaciones a corto y a medio plazo, que provocan problemas evidentes de salud como otros que no se tienen en mente hasta que están presentes. Por estos motivos, es importante la conservación y creación de zonas verdes y de especies vegetales, ya que nos aportan una serie de mejoras notables en nuestra calidad de vida. Entre ellas, podemos destacar un menor impacto acústico, la disponibilidad de zonas recreativas, la capacidad de crear umbría y, por encima de todo, la limpieza aérea.

Así pues, se necesitan realizar inversiones para ir cambiando el actual modelo instaurado en ciudades como, por ejemplo, Sevilla. Localidad en la que se necesita el vehículo privado prácticamente para todo por la falta de conexiones entre los transportes públicos o de arbolado, entre otras razones. Así mismo, se debe buscar que los desplazamientos sean más cercanos, fomentando así que las personas realicen una actividad física diaria con el uso, por ejemplo, de la bicicleta. Con ello, se lograrían prevenir problemas cardiovasculares y se bajarían los gastos sanitarios en tratamientos de esta índole.

¿Qué opinas al respecto? ¿Cómo crees que podría mejorar la calidad de vida en tu ciudad? ¡Compartelo con Emegreen Comunicación!

Autor: Antonio Barceló (Ambientólogo). Colaborador de Emegreen, agencia de comunicación sostenible de Sevilla.

¡Hola! ¡Qué bien tenerte por aquí! Te aviso que uso cookies propias y de terceros para mejorar tu navegación. Entiendo que si sigues es porque estás de acuerdo. Puedes cambiar la configuración, desactivarlas u obtener más información más información

Los ajustes de cookies de esta web están configurados para "permitir cookies" y así ofrecerte la mejor experiencia de navegación posible. Si sigues utilizando esta web sin cambiar tus ajustes de cookies o haces clic en "Aceptar" estarás dando tu consentimiento a esto.

Cerrar